El Año de la Continuidad

Continuidad
Vista del sitio web oficial del Partido Comunista de Cuba, con cuatro de los miembros de su Buró Político.

De todas las cosas que se decían del 2018, habían unos cuantos que no se esperaban que la palabra clave fuese ‘continuidad’. A decir verdad, eran unos cuantos muchos….pobre gente.

Pero me gusta esa palabra: continuidad. Tiene fuerza. Y de todos los eufemismos que podían haber escogido, el mejor es ese, porque ni siquiera es un eufemismo. No, es una garantía, una seguridad, es el golpe en la cara a la incertidumbre y sus espectadores.

Especialmente, porque continuidad implica algún tipo de movimiento hacia adelante o al menos una suma de elementos in crescendo, o una sucesión ordenada, como Dios manda en un organigrama que se respete, de izquierda a derecha, de arriba hacia abajo.

Y eso es mejor plan que ‘encrucijada’, esa palabrita de camping que le da a uno la impresión de que no se está seguro a dónde se va y por qué.

Cuba no se estanca; continúa.

Anuncios