Cara a cara, el diálogo continúa

Imagen de archivo de la primera sesión de la Comisión Bilateral Cuba – Estados Unidos. Foto de Yenny Muñoa, publicada en la cuenta oficial en Flickr del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. 11 de septiembre de 2015.

Los gobiernos de Cuba y Estados Unidos siguen conversando y poniendo al día la nueva relación común en una lista considerable de asuntos pendiente o en progreso: cumplimiento de la ley, propiedad intelectual, compensaciones a las propiedades nacionalizadas en 1960, lucha contra el narcotráfico, cooperación en sismología y un largo etcétera.

La tercera sesión de la Comisión Bilateral entre ambos países sirvó de antesala para un diálogo sobre aplicación y cumplimiento de la ley. En un encuentro previo con la prensa local e internacional, el diplomático cubano Gustavo Machín respondió una interrogante acerca de reclamaciones de personas buscadas por la justicia, indicando que “no descartamos ninguno de los temas que forman parte de esa gran sombrilla —tal vez por decirlo de esa manera—, que se llama aplicación de la ley”.

Un antiguo tratado de extradición común quedó sin efecto desde 1959, como recordó en febrero del año pasado Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos de la cancillería cubana. Entonces, comentó “cuando uno concede asilo político entonces no puede entrar en este tipo de discusiones”, en referencia a estadounidenses beneficiados con esa categoría en Cuba.

La Comisión deja tareas a concretar para las próximas semanas y meses. A los nueves acuerdos ya suscritos, se sumarán otros, incluyendo uno para la cooperación en la respuesta a derrames petroleros,tal como anunció el Tampa Bay Times hace una semana, ante una eventual perforación en busca de crudo en el área económica de la isla en el Golfo de México.

Josefina Vidal Ferreiro, Directora General de Estados Unidos del MINREX cubano. Foto de Ismael Francisco, tomada el 16 de mayo de 2016.

Una comparación de los comunicados emitidos por el Embajada de EE.UU. en La Habana y el Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX) de La Habana muestra las perspectivas encontradas en la misma mesa: los enviados de John Kerry alaban “los pasos significativos dados hacia una mayor cooperación” en los temas bilaterales que unen a dos países fronterizo.

Ese último punto es compartido por los diplomáticos subordinados al canciller Bruno Rodríguez, quien todavía lamentan la ausencia de progresos importantes en el área económica y comercial. Ese señalamiento en particular persiste a pesar de los paquetes de medidas modificando la aplicación de ese compendio de sanciones económicas y prohibicionesde todo tipo que las partes llaman bloqueo o embargo.

“Persisten restricciones significativas a las exportaciones desde los Estados Unidos, son pocos los productos cubanos que se permiten importar en ese país, no se autorizan inversiones estadounidenses en Cuba excepto en las telecomunicaciones y no existen relaciones bancarias normales entre ambos países” indica uno de los párrafos de la nota emitida por el MINREX.

Diplomáticos cubanos durante sesión de la Comisión Bilateral Cuba – Estados Unidos.

La jefa negociadora cubana Josefina Vidal comentó a la prensa las preocupaciones que trasmitió durante la sesión a sus contrapartes acerca de uno de unos de los obstáculos más espinosos: el uso del dólar por parte de su país en transacciones internacionales, prohibido hasta marzo de 2015 pero vigente de facto ante el temor de la comunidad bancaria internacional. Pidió gestos similares a los realizados con Irán, otro país antes sancionado, cuyas gestiones bancarias están siendo limpiadas por el propio Kerry, como Vidal señaló en la Comisión.

Los cambios regulatorios combinados entre los Departamentos de Estado, Tesoro y Comercio no han incrementado el comercio con Cuba y la llegada de visitantes estadounidenses continúan representando menos del 10% de los visitantes extranjeros que viajan a la isla.

La embajada de los EE.UU. en la isla no ofreció mayores detalles a resultados concretos. Soloseñaló los avances en áreas de interés común, subrayando el diálogo en el tema de los derechos humanos y las reclamaciones de compensación por las propiedades estadounidenses nacionalizadas en Cuba durante 1960, una cuestión privilegiada por ambas partes en los diálogos.

La siguiente reunión de la Comisión está programada para septiembre de 2016 en Washington D.C., en medio de la campaña electoral previa a las elecciones generales en Estados Unidos del 8 de noviembre, donde se escogerá al sucesor de Barack Obama. También saldría de las urnas el Congreso que podría levantar el bloqueo o al menos aliviarlo significativamente.

KristieKenney, consejera del Departamento de Estado, sustituyó al subsecretario Alex Lee al frente de la delegación norteamericana ante la Comisión Bilateral. Ex embajadora en Ecuador y Tailandia, esta diplomática “lleva a cabo tareas diplomáticas especiales indicadas por el Secretario de Estado John Kerry”, como apunta su biografía oficial.

Para la oficina del jefe diplomático de EE.UU. la profundización del diálogo con el gobierno cubano es “una prioridad de primer orden”.

Kenney vino acompañada por un veterano del Departamento de Estado, John S. Creamer, uno de los subsecretarios del Buró de Asuntos del Hemisferio Occidental, también con experiencia diplomática en América Latina.

Anuncios